Natalia Pastor


Fusiones

Estas piezas expuestas en Guillermina Caicoya parten de escenarios abandonados, degradados, incluso contaminados, como las viejas instalaciones de Nitrastur, en Langreo, repletas de escenografías inquietantes que atraen la mirada de muchos artistas, como el Premio Nacional de Fotografía José Manuel Ballester, que estuvo allí y expuso sus resultados el año pasado en el proyecto ‘Miradas de Asturias’ de la Fundación Cristina Masaveu.

Natalia Pastor penetra estos espacios metafísicos co su espíritu nostálgico, de guiños neorrománticos y curiosas perspectivas. En el montaje expositivo conviven el silencio poético de las imágenes impresas y el dinamismo narrativo de los vídeos (aquí colabora el grupo ‘Bailarinas Parabólicas’), que también aportan un hermoso trasfondo musical compuesto por Mind Revolution. Miseria y vida, pasado y presente, lugares que se cierran o sueños de futuro, repletos de esperanza.

Ángel Antonio Rodríguez