Teo Soriano


Imágenes sin escena
El propósito del proyecto se centra en presentar, a modo de instalación, y a través de una serie de pinturas la naturaleza del cuadro como objeto carente de cualquier narratividad, simbolismo, ficción o representación de la realidad. Superficies en las que patentar la propia naturaleza de la pintura como materia.

Partiendo de algunos postulados propios del minimalismo o las teorías de Greemberg sobre el formalismo he tratado de establecer algunos contenidos de carácter crítico mediante un modo de pintar absolutamente abstracto cuya articulación a veces carece de un planteamiento previo y se centra en lo puramente empírico y aleatorio. La obra se convierte así en algo abierto e inacabado donde lo fundamental es el proceso más que el resultado final que se convierte en testigo de ciertas acciones y sucesos plásticos de carácter intuitivo. Cuando trabajo no pienso en un color o composición determinada, es el propio proceso de añadir pigmentos sobre una superficie y su manipulación quien dicta su naturaleza. En mis obras rara vez existe una idea preconcebida, la pintura es para mi un sistema de pensamiento a cerca de su primera cualidad: “La pintura no es más que pigmento y un aglutinante”. Aspiro a algo indefinido, incierto, donde casi nada se planea ni se persigue, un camino de expresión sin ninguna dirección concreta. Es el espectador quien en último extremo juzga y dota de sentido a la obra.

Teo Soriano